¡UN ÓPTIMO CONFORT DURANTE EL BAÑO!

¿Por qué ajustar de forma automática el pH y la desinfección?

De forma ideal, el pH tiene que estar entre 7 y 7,2 para permitir, a la vez: La eficacia óptima de cualquier desinfectante así como la del floculante.

El confort del baño evitando las irritaciones de la piel, las mucosas y los ojos.

La preservación del material y del revestimiento evitando la corrosión, las incrustaciones, las grietas en el liner.

Nuestra solución: Para evitar los controles manuales semanales y los eventuales reajustes del pH y desinfectantes del agua de su piscina, le presentamos unos reguladores que analizan el agua de la piscina e inyectan el líquido corrector del pH, en caso de ser necesario, así cómo una gama de equipos de tratamiento automático para la desinfección del agua de la piscina.

Hidrolisis